En este post quiero ayudarte a poder identificar, interpretar y leer los ingredientes en las etiquetas de tus cosméticos de una forma fácil. Con esta información espero ayudarte para que seas capaz de encontrar los más adecuados a tus necesidades, las de tu piel, cabello y uñas, y por supuesto, los que más te gusten y que no te engañen. Prepárate y ponte cómoda: ¡hay mucha información importante!

¿Qué es un cosmético?

Según el Reglamento (CE) 1223/2009 europeo, actualmente en vigor, un cosmético es:

“Toda sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y las mucosas bucales, con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado o corregir olores corporales”.

Como ves, los cosméticos se definen por su tipo de producto(sustancias o mezclas), lugar de aplicación (partes superficiales del cuerpo humano) y función (limpiarlos, perfumarlos, etc.).

En la UE, todo aquel producto que cumpla estos tres criterios será considerado un cosmético, mientras que si incumple alguno de ellos, no lo será y esto es muy importante, porque hace que un producto tenga que cumplir con unas normas u otras. Como dato curioso, les voy a contar que en EEUU los productos de protección solar se consideran medicamentos, no cosméticos, y siguen sus propias normas de etiquetado y seguridad diferentes a las de los cosméticos. 

Que no te engañen, la Cosmética Natural, Orgánica, Agroscosmética y Artesanal, deben cumplir la misma normativa.

¿Qué debe contener la etiqueta de un cosmético?

La UE exige que los cosméticos que sean producidos en Europa o importados, contengan la información necesaria para garantizar la seguridad y la información de los consumidores. Además, la información ha de estar en tu idioma, sino lo está, cuidado que puede ser ilegal.

Según Directiva 76/768/CEE del Consejo, de 27 de julio de 1976, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros en materia de productos cosméticos (Directiva sobre cosméticos) debe incluir lo siguiente:

  • El nombre o la razón social y la dirección o la sede social del fabricante o del responsable de la comercialización del producto cosmético, establecido dentro de la Comunidad.
  • El contenido nominal en el momento del acondicionamiento del producto indicado en peso o en volumen.
  • La fecha de caducidad anunciada por la mención «Utilícese preferentemente antes de fin de…» para los productos que caduquen antes de treinta meses.
  • El período de utilización de los productos cosméticos sin que causen daño al consumidor tras la apertura para los productos que caduquen después de treinta meses (indicada mediante un símbolo especial que representa un tarro de crema abierto).
  • La función del producto y las precauciones especiales de empleo;
  • El número de lote de fabricación.
  • La lista de ingredientes (INCI) y además, los compuestos perfumantes y aromáticos se designarán con la palabra «fragancia» o «aroma», salvo si constituyen una causa importante de reacciones alérgicas.

Transparencia y etiquetado de los cosméticos

Ahora bien, en España la normativa consecuente a esta directiva para los fabricantes e importadores de cosméticos es El Real Decreto 85/2018, de 23 de febrero, por el que se regulan los productos cosméticos, y en cuanto al etiquetado, lo encontramos en el CAPÍTULO II: Lengua y etiquetado de los productos cosméticos, Artículo 6. Lengua del etiquetado y del expediente de información. En este apartado, los fabricantes o importadores, deben cumplir con el REGLAMENTO (CE) No 1223/2009 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 30 de noviembre de 2009 sobre los productos cosméticos

En este Reglamento podemos encontrar en el CAPÍTULO VI: INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR, Artículo 19: Etiquetado, y es en este apartado donde aparece toda la información al respecto que debe facilitarse al consumidor, te la dejo aquí abajo pero recuerda que aquí puedes consultar todo el Reglamento, la vemos detalladamente⬇

a) El nombre o la razón social y la dirección de la persona responsable. Estas menciones podrán abreviarse siempre y
cuando su abreviatura permita identificar a esa persona y su dirección. Si se indican varias direcciones, se resaltará aquella en la que la persona responsable ponga a disposición el expediente de información sobre el producto. Se especificará el país de origen para productos cosméticos importados.

b) El contenido nominal en el momento del acondicionamiento, indicado en peso o en volumen, salvo para los envases que contengan menos de 5 gramos o de 5 mililitros, las muestras gratuitas y las monodosis; respecto a los productos preenvasados, que se comercializan habitualmente por conjuntos de unidades y para los que no es significativa la indicación del peso o del volumen, no será necesario indicar el contenido, siempre que se mencione en el embalaje el número de unidades. Esta mención no será necesaria cuando sea fácil determinar desde el exterior el número de unidades o si el producto sólo se comercializa normalmente por unidades sueltas.

c) La fecha hasta la cual el producto cosmético, almacenado en condiciones adecuadas, seguirá cumpliendo su función inicial y, en particular, seguirá ajustándose a lo dispuesto en el artículo 3 (en lo sucesivo, «fecha de duración mínima»). La fecha o la indicación del lugar del embalaje en el que aparece irá precedida del símbolo que figura en el punto 3 del anexo VII o de la expresión: «utilícese preferentemente antes del final de …». La fecha de duración mínima se expresará con claridad y estará compuesta, bien por el mes y el año, bien por el día, el mes y el año, en ese orden. En caso de necesidad, estas menciones se completarán con la indicación de las condiciones cuyo cumplimiento permite garantizar la duración indicada.

La indicación de la fecha de duración mínima no será obligatoria para aquellos productos cosméticos cuya duración mínima exceda de treinta meses. Para estos productos cosméticos se indicará el plazo después de la apertura durante el que el producto es seguro y puede utilizarse sin daño alguno para el consumidor. Salvo cuando el concepto de duración tras la apertura no sea pertinente, esta información se indicará mediante el símbolo que figura en el punto 2 del anexo VII, seguido del plazo (en meses o meses y años).

d) Las precauciones particulares de empleo y, al menos, las indicadas en los anexos III a VI y las eventuales indicaciones relativas a las precauciones particulares que deban observarse con los productos cosméticos de uso profesional.

e) El número de lote de fabricación o la referencia que permita la identificación del producto cosmético. Cuando esto no fuera posible en la práctica, debido a las reducidas dimensiones de los productos cosméticos, esta mención sólo deberá figurar en el embalaje.

f) La función del producto cosmético, salvo si se desprende de su presentación.

g) La lista de ingredientes. Esta información podrá indicarse únicamente en el embalaje; la lista irá precedida del término «ingredients». A los efectos del presente artículo, se entenderá por ingrediente cualquier sustancia o mezcla que se utiliza intencionalmente en el producto cosmético durante el proceso de fabricación.

Sin embargo, no se considerarán ingredientes:

  1. Las impurezas contenidas en las materias primas utilizadas.
  2. Las sustancias técnicas subsidiarias utilizadas durante la mezcla, pero que ya no se encuentran en el producto acabado. Los compuestos perfumantes y aromáticos, así como sus materias primas, se mencionarán con los términos «parfum» o «aroma». Además, la presencia de sustancias cuya mención es obligatoria en la columna «Otras restricciones» del anexo III se indicará en la lista de ingredientes además de los términos «parfum» o «aroma».

La lista de ingredientes se hará por orden decreciente de importancia ponderal en el momento de su incorporación al producto cosmético. Los ingredientes de concentración inferior al 1 % podrán mencionarse sin orden después de los que tengan una concentración superior al 1 %.
Todos los ingredientes presentes en forma de nanomateriales deberán estar claramente indicados en la lista de ingredientes. Los nombres de dichos ingredientes deberán ir seguidos del término «nano» entre paréntesis.

Los colorantes distintos de los destinados a teñir el pelo podrán mencionarse sin orden después de los demás ingredientes cosméticos. Para los productos cosméticos decorativos comercializados con diferentes matices de colores, podrá mencionarse el conjunto de los colorantes distintos de los destinados a teñir el pelo utilizados en la gama, siempre que se añadan las palabras «puede contener» o el símbolo «+/-».
Deberá utilizarse la nomenclatura CI (Colour Index), si procede.

  1. Cuando sea imposible por razones prácticas indicar en una etiqueta la información contemplada en el apartado 1, letras d) y g), se aplicará lo siguiente:
    dicha información se indicará en un prospecto, una etiqueta, una banda, un marbete o una tarjeta adjuntos o unidos.
    dicha información se aportará, a menos que sea imposible en la práctica, mediante una indicación abreviada o mediante el símbolo del punto 1 del anexo VII, que deberán figurar en el recipiente o el embalaje, si se trata de la información referida en el apartado 1, letra d), o en el embalaje, si se trata de la contemplada en el apartado 1, letra g).
  2. En el caso del jabón y de las perlas para el baño, así como de otros pequeños productos en los que, por motivos prácticos, resulte imposible hacer figurar la información contemplada en el apartado 1, letra g), en una etiqueta, un marbete, una banda o una tarjeta, o en un prospecto adjunto, esta información deberá figurar en un rótulo situado muy cerca del recipiente en el que se ofrezca a la venta el producto cosmético.
  1. Respecto a los productos cosméticos que se presenten sin envase previo o los productos cosméticos que se envasen en el lugar de venta a petición del comprador, o que se envasen previamente para su venta inmediata, los Estados miembros establecerán las normas con arreglo a las cuales se indicará la información mencionada en el apartado 1.
  2. La lengua de la información prevista en al apartado 1, letras b), c), d) y f), y en los apartados 2, 3 y 4, será determinada por la legislación de los Estados miembros en los que el producto se ponga a disposición del usuario final.
  3. La información del apartado 1, letra g), se expresará utilizando el nombre común del ingrediente recogido en el glosario que se contempla en el artículo 33. A falta de un nombre común del ingrediente, se utilizará un término contenido en una nomenclatura generalmente aceptada.

Y hasta aquí sería lo que debes encontrar en el etiquetado de un producto cosmético, pero quiero que veamos un ejemplo de lo que es La Lista de ingredientes

Es una lista en la que aparecen todos los ingredientes que contiene un cosmético, nombrados en orden decreciente de su concentración en la fórmula. Se encuentra siempre en la etiqueta precedido por la palabra Ingredients.

Frecuentemente, los cosmetólogos pecamos por llamar a la lista de ingredientes “INCI”, pero las siglas no significan esto, sino que INCI responde a International Nomenclature of Cosmetic Ingredients. Es decir, corresponde al nombre internacional para cada ingrediente, te especifico con un ejemplo para que me entiendas:

VITIS VINIFERA SEED OIL, corresponde al aceite de pepita de uva. Pero para que el nombre fuese entendible en todo el mundo, se asignó un nombre INCI concreto que es ese.

Para que puedas consultar cualquier INCI, te facilito el enlace de la AEMPS: https://www.aemps.gob.es/cosmeticos-cuidado-personal/docs/inventario_cosmet_junio06.pdf?x21576

Por otro lado, como no puedo contarte todo lo que me gustaría acerca de cada detalle en un solo post, quiero dejarte aquí el enlace a toda la normativa referente en España a los productos cosméticos, aquí tienes el enlace de la AEMPS: https://www.aemps.gob.es/cosmeticos-cuidado-personal/legislacion/cosmeticos/

Un abrazo mis Potingueras 💚

También te puede gustar: