¿Crees que no es necesario un diario para tus formulaciones?👩‍🔬📑

No sabes la importancia del diario para un formulador, hasta que no pierdes una fórmula. Esta es la prioridad absoluta número 1 y super importante, porque no tenemos una memoria infinita e implacable. Sin duda, una formuladora Potinguera que se precie, no es nada sin sus diarios.

Cuanto más escribas, mejor, los detalles, los equipos, las condiciones, TODO. Aquí te dejo un listado de ejemplos de lo que debes incluir:

  • Fecha de producción
  • Fórmula con porcentajes y gramos para el tamaño del lote
  • Recipiente dónde se conservará y condiciones de conservación
  • Procedimiento de fabricación/elaboración
  • Productos que contienen agua: mediciones y ajustes de pH
  • Batir mantequillas: cronograma de tiempo (enfriamiento-emulsión-temperaturas…)
  • Notas sobre el producto terminado: apariencia visual (color, textura), aroma (amaderado, floral, especiado, apestoso, etc.), sensación en la piel (inmediatamente, después de un par de horas, después de un par de días / semanas), cambios en la textura con el tiempo, etc.
  • Ideas de lo que se puede hacer de manera diferente la próxima vez para mejorarlo.

No hace mucho, estaba hojeando mi propio diario de formuladora de mis primeros días como estudiante, ¡y realmente me sorprendí! Hubieron cosas de las que me sentí totalmente avergonzada (añadir aceites que no eran de primera presión en frío o aceites esenciales de la emulsificación en la fase de calentamiento), sin embargo, también me sentí orgullosa de algunas de las cosas que se me ocurrieron en varias fórmulas, muy apañadas 😅⭐

Se podría decir que tu diario de formuladora es un registro de tu viaje como formuladora, porque no solo te ayudará a crecer, evolucionar, mejorar y no olvidar las fórmulas y sus detalles, sino que también obtendrás información valiosa sobre cómo se comportan sus ingredientes juntos y comprenderás los procedimientos, sobretodo si hablamos de las emulsiones, ya sabes que son complejas.

Una formuladora no es nada sin sus diarios de laboratorio. Aprende a configurar tu laboratorio de cuidado de la piel artesanal en nuestra Escuela.

Imagina, por ejemplo, que tienes tu fórmula favorita de tu crema facial, que has hecho mil veces. Bien, sigues tus pasos, como siempre. Pero, sin ninguna razón aparente (tal vez no es un buen día😥 ), agregas distraídamente la fase oleosa a la fase acuosa en lugar de hacerlo al revés. La emulsión terminada no queda como siempre, no está completamente cuajada, y sigues preguntándote ¿Qué ha pasado?. Si lo tienes apuntado en tu diario, al revisar los pasos, te será muy sencillo encontrar el error, ¡la respuesta siempre está en el interior Potinguera!

Personalmente yo prefiero anotar todo con un bolígrafo bonito en papel real y sobretodo el cuaderno tiene que ser muy bonito, que me guste y que vaya relacionado con lo que quiero escribir en él. Con esto te digo, si quieres tenerlo en físico, a mí me parece más práctico, pero si quieres una versión digital, puedes crear distintos archivos en cualquier editor de textos y a disfrutar. En mi caso, tengo el cuaderno y un fichero con las fórmulas en folios, porque en el cuaderno registro todo, y en los folios, únicamente las formulas con las cantidades especificas, me es más sencillo para trabajar en el laboratorio.

También te puede gustar:

error: Content is protected !!