¡Hola! Soy Ana de Vive Green. Hace unas semanas me conocías por la entrevista que me hizo Mariela por aquí y hoy vengo a hablarte de un tema que nos interesa mucho a las dos, la cosmética ecológica.

Pero esta vez quiero hacerlo desde un punto de vista más sencillo. No sé tú, pero hay muchos factores a tener en cuenta que a veces no entiendo o nombres largos que no son sencillos de recordar.

Así que espero que este post te resulte práctico para empezar a adentrarte en el mundillo de la cosmética ecológica.

Vamos a allá…

Cuando nos hablan de cosmética natural, a veces nos sentimos algo confusas con el significado real de este término.

Por un lado, sabemos que la cosmética natural o cosmética ecológica es la que hace referencia a productos elaborados con ingredientes de origen vegetal

¿Entonces cuál es el problema? Si en el producto se indica que es natural o ecológico, lo tengo que creer, no?

Pues va a ser que no…

El término natural, designa eso, que contiene ingredientes naturales. El agua misma, es un ingrediente natural.
Se pueden añadir por ejemplo, 3 pepitas de maracuyá y un trozo de piña y ya es un producto natural.

Pero el  problema radica en el resto de ingredientes que se añaden a estos productos.

Reconocer e identificar los elementos que convierten a un producto en ‘eco’ es básico para evitar pagar por algo que en realidad no lo es. 

Ecológico, orgánico y biológico son exactamente lo mismo en este mercado.

Pero como en cualquier mercado estratégico, las etiquetas eco (y bio) también son víctimas de un uso inexacto o fraudulento, precisamente por la fama que están ganando este tipo de productos.

¿Qué lleva un cosmético?

Mirando el  INCI de lo que compras. Te explico lo que es, por si lo desconoces:

  • “International Nomenclature of Cosmetic Ingredients” es como se denomina a la ficha de información que nos dice exactamente los ingredientes que contiene un cosmético. 
  • Saber leer un INCI nos permite distinguir qué ingredientes en nuestro producto son naturales y ecológicos, o sintéticos.
  • El INCI proporciona seguridad a l@s usuari@s de productos cosméticos y la garantía de que este INCI ha sido declarado oficialmente al portal europeo de cosmética de la UE o, fuera de la UE, en los organismos correspondientes.

Un poco más abajo, te explico cómo aprender a leer el INCI de los productos ecológicos.

El problema con la cosmética natural, es que actualmente en la Unión Europea no hay un reglamento ni una definición específica para la cosmética natural, por lo que los productores han creado otros tipo de certificaciones.

Y son esas las que tendremos que encontrar en los productos que compremos.

Todas estas certificaciones nos van a garantizar (o deberían) el poder disfrutar de los beneficios de la cosmética orgánica y de sus activos sin riesgo a encontrarnos en la formulación: tóxicos, parafinas, perfumes sintéticos, parabenos o componentes procedentes del petróleo

También garantizarían transparencia, un proceso de producción respetuoso con el medioambiente y que están libres de experimentación animal.

Solo un sello puede garantizar que el producto está regulado y controlado, que respeta los principios y requisitos ecológicos y que la información que reciben los consumidores es clara y transparente.

Existen diferentes organismos independientes a los fabricantes de cosmética que auditan los productos para avalar que cumplen con los requisitos exigidos por la certificación ecológica.

Hace unos días, Mariela publicaba un post muy completo sobre los Certificados en cosmética natural, te lo dejo por aquí también, para refrescar tu memoria.

Es muy importante tener en cuenta que tal y como están las cosas, un producto de cosmética natural no certificado podría contener también sustancias tóxicas o estar elaborados perjudicando el medioambiente.

¿Qué es INCI?

Campaign for Clarity nos indica las 10 peores sustancias tóxicas que afectan a la salud y al medioambiente (y por tanto a evitar en la cosmética que usemos en casa):

  1. Ethyl hexylsalicylate
  2. Homosalate
  3. Imidazolidinyl urea
  4. Octinoxate
  5. Octocrylene
  6. PEGs: PEG-7; PEG-12; PEG-40; PEG-200
  7. Polyquaternium 7
  8. Polysorbate 20
  9. Red 17 artificial colour 26100
  10. Retinyl palmitate

El orden de aparición de los ingredientes nos permite conocer el porcentaje de éstos en el producto. Aunque no aparecen los porcentajes exactos, sí podemos saber que los ingredientes que aparecen al comienzo del INCI son los más abundantes en la fórmula, mientras que los que aparecen al final tienen un porcentaje mucho más bajo. Los cinco primeros son fundamentales porque son los principios activos de éstos los que estarán más presentes en el producto.

Un producto de cosmética natural debe tener una lista de ingredientes a base de aceites vegetales, extractos naturales como principios activos, vitaminas, colorantes de origen vegetal y aroma a base de aceites esenciales.

También puedes usar las Apps que existen en el mercado para facilitarte esta labor. Yo uso Ingred. Es muy sencilla y está en español.

¿Y el envase?

Pues sí, como lo oyes, influye también el envase de los cosméticos para certificar que un cosmético es ecológico pero como es un tema muy extenso, vamos a tratarlo en el próximo artículo, así que Potinguera hasta aquí nuestra aportación eco de hoy.

Un abrazo, Ana.👩‍🔬

También te puede gustar: