Icono del sitio POTINGUES MACONGO.

¿Cómo hacer tónico de avena casero?

raw barley grain in old dark background

La avena es uno de los cereales más aconsejados por nutricionistas y dietistas por los múltiples beneficios que tiene para la salud. Es rico en proteínas, aminoácidos esenciales, vitaminas B y E, minerales, fibra e hidratos de carbono complejos, que nos aporta muchísima energía, a la vez que protege y cuida nuestra salud.

Pero, la avena no es solo beneficiosa para la salud a nivel interno, sino que también es un cereal con maravillosas propiedades para la piel cuando se usa de forma tópica. La nutre e hidrata profundamente, elimina las impurezas, la protege frente a agentes dañinos y la deja con una gran suavidad y luminosidad. A pesar de que la avena puede utilizarse de varias formas como tratamiento cutáneo, en este post les voy a hablar del agua de avena, que podemos usar como tónico facial habitual y que le dará a nuestra piel un aspecto renovado y hermoso.

Vamos a descubrir cuáles son todos sus beneficios y de qué forma puede prepararse en casa, pero sobretodo cuál es la receta.

Propiedades del agua de avena para la cara

El agua de avena se obtiene a partir de la cocción de los copos de avena con agua o poniendo en remojo los copos, y cuando es utilizado de forma externa, aporta muchísimos beneficios para la piel, aportando una hidratación extrema. Veamos a continuación cuáles son las principales propiedades del agua de avena para la cara y la piel en general:

Cómo hacer agua de avena para la cara

Para beneficiarse de todas estas propiedades y comprobar sus maravillosos resultados, lo mejor es hacer tónico de avena casero y usarla a modo de tónico facial a diario. Vamos a prepararlo para obtener 130 gramos de Tónico de avena, te dejo porcentaje del conservante y antioxidante, por si quisieras hacer más cantidad.

Ingredientes :

Preparación del tónico de avena casero:

  1. En una olla, verter el agua y esperar a que hierva.
  2. Cuando alcance el punto de ebullición, agregar los copos de avena y dejar hervir durante 5 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, lo dejamos reposar tapado y retirado del fuego.
  4. Una vez atemperado, vamos a filtrarlo y añadimos el antioxidante y el conservante.
  5. Mezclamos bien, y envasamos poniendo la fecha de elaboración en una etiqueta y a usarlo hasta tres meses, si es que te dura tanto.

Hasta aquí la receta de hoy, espero tu feedback y que me cuentes como te ha salido, no olvides etiquetarme en instagram.

Un abrazo, Macongo

Salir de la versión móvil