La avena tiene muchas propiedades como sabrás útiles para nuestra piel, y en casa podemos hacer de manera muy sencilla una mascarilla, un exfoliante y un tónico.

¿Es bueno usar avena para la piel?

La avena tiene propiedades muy beneficiosas para piel, algunas:

Es un ingrediente ideal para los casos que tengas irritación de la piel, eczemas, picazón, dermatitis, psoriasis o urticaria, porque tiene efecto antiinflamatorio y calmante.

Además se puede usar como limpiador, porque absorbe la suciedad de los poros, de ahí que sirva como exfoliante, aunque eso sí es un exfoliante suave y perfecto para piel sensible.

Y debido a su efecto calmante y limpiador, según la vayas utilizando en tu rutina se irá equilibrando la piel, lo cual se notará mucho si tu piel tiene tendencia seborreica o grasa, o por otro lado, es seca.

Sin duda, les puedo decir, que la avena es un ingrediente mágico, y que lo podemos usar para equilibrar nuestra dermis.

Recetas caseras con avena

¿Cómo se hace un tónico de Avena Casero?

Para hacer esta receta simplemente vas a necesitar, paciencia y un mínimo de 4 horas.😉

Ingredientes:

  1. Copos de avena
  2. Agua destilada
  3. Vitamina C
  4. Conservante

Lo que vamos a hacer es poner dos cucharadas soperas de copos de avena en un vaso con agua destilada, esta es la medida media para hacer poca cantidad del tónico. En caso de que quieras hacer más cantidad, puedes poner el doble de cantidad, o el triple, o así consecutivamente.

Simplemente dejaremos en remojo los copos de avena durante mínimo 4 horas. Después debemos filtrar los copos y el agua sobrante es nuestro tónico mágico.

Ahora bien, si vas a tener mucha cantidad deberás usar un antioxidante y un conservante, siempre de cosmética natural. Como antioxidante te recomiendo usar la vitamina C porque además tendrás propiedades añadidas al tónico pero en ambos casos tienes que tener en cuenta la cantidad total que has creado de tónico para saber cuánto es la cantidad de conservante y antioxidante que debes aportar.

Si tienes alguna duda, por supuesto escríbeme y estaré encantada de ayudarte.

¿Cómo hacer un exfoliante de avena casero?

En el punto anterior separamos los copos de avena hidratados del agua, bien, pues nuestro exfoliante serán esos copos de avena rehidratados.

Y listo, ya lo tienes hecho. Si tienes mucha cantidad puedes conservarlo en la nevera durante máximo 3 días.

¿Cómo hacer una mascarilla de avena casera?

Al igual que en el punto anterior aprovechamos los copos hidratados, aquí es lo mismo pero vamos a preparar con ellos una especie de papilla con ayuda de una batidora, si ves que se espesa mucho añade un poco del tónico.

Cuando ya tengas lista tu papilla, simplemente aplicala en la piel y deja actuar aproximadamente durante 15 minutos, y listo, ya tienes tu mascarilla preparada.

Cosas a tener en cuenta…

Cuando vayamos a realizar limpiezas en la piel, hay que tener en cuenta que con el agua caliente el poro se abre y con el agua fría, los poros se cierran.

Es por esto, que siempre que realicemos alguna exfoliación o apliquemos una mascarilla es bueno tener en cuenta este aspecto, para que el resultado sea óptimo.

En caso de que tengas tu piel muy irritada, no uses un exfoliante fuerte como pueden ser las borras de café, debes empezar con uno suave como la avena.

Y por aquí te dejo, el tutorial, espero que te guste.

También te puede gustar:

error: Content is protected !!